Chatarreando una lampara



Estamos metidos en plena faena con nuestra habitación! Bueno, es la obra del Escorial, porque llevó más de un mes con la pintura! No porque esté pintando la Capilla Sixtina,no, sino porque o no tengo tiempo o justo cuando lo tengo sale un rayo de sol...y claro, aquí en el norte no estamos como para desperdiciarlo!!! Pero mientras pinto y no pinto, empapelo y no empapelo también le dedicó tiempo a otras cositas. Tenía ganas de unas lámparas tipo flexo para cada lado de la cama, pero no acababa de encontrar nada que me gustara (bueno, que me gustara sí, vi unas, pero quiero seguir teniendo los dos riñones...ya sabéis jjjj) Un sábado en Ikea me encontré con un flexo que era justamente lo que quería, peeeeerooooo (odio los peros) era de color aluminio y no me pegaba para nada con la habitación. Ayyyy sí fuera dorado, sería genial!! Además sólo costaba 7,99!!! Momento bombillita en la cabeza... y si lo pinto de dorado y lo envejezco un poco??? Venga vaaaa... Así que me llevé dos para casa. Saqué mi bote de mi querida pintura dorada y me puse a ello. Me llevó bastante tiempo porque para no manchar ciertas zonas que no quería pintar (y las que sí cubría con cinta de carrocero me convalidarían tercero de ingeniería) lo hice con un pincel finiiiisimo. Encima tuve que darle varias capas para que cubriera bien. Una vez pintada me encantó en resultado, pero para quitarle un poco el brillo dorado, le di con betún de Judea, insistiendo en ciertas zonas y tornillos para darle un toque "envejecido". Ole ole y ole! Ya tengo mi lámpara de noche sin hacer ningún derroche!!





Queda genial con la pared marrón. La pared está un poco sosaina, pero es que todavía no he puesto todo lo que quiero poner!!!

  
Ahora voy a ponerme con la otra!! Cuándo la habitación vaya avanzando un poco más os la enseñaré!!
                                                                   
                                                                 Feliz semana!!




12 comentarios:

  1. ¡Muy buenas! Me parto de risa con lo de las lámparas..., ¡si es que yo tengo dos igualitas a esas! jajaja! eso sí, yo no me he pegado la paliza que te debes de haber pegado tú pintándolas...¡madre mía!, eso sí el resultado lo vale. Mira me has dado una idea para cuando me canse de mis lámparas..., aunque yo igual tiro por la calle de en medio y le doy con spray...
    Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo de pintar con spray no lo tengo dominado aún! Siempre me quedan churretones :-( anímate a darles un cambio porque la verdad es que lucen mucho más en cualquier color que en el plata original! (Ahora seguro que Ikea las saca en todos los colores del mundo Jajajaja) Besis wapa!

      Eliminar
  2. Pues fíjate que estas lámparas no me las imaginaba yo de color dorado, pero al ver lo que has hecho me ha encantado. Desde luego que si hay forma de tener algo que nos gusta y tomar la vía barata merece muchísimo la pena.
    Me encanta el resultado y aquí me quedo esperando ver como continúa la cosa.
    Un besito Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bea! La verdad es que en dorado parecen "más lámparas" siempre hay que intentar ir por la vía barata, o por lo menos intentarlo! A ponerse a ahorrar siempre hay tiempo jjjj te seguiré enseñando! Besos!

      Eliminar
  3. Yo le daría con spray, tengo menos paciencia. Te quedó genial, el trabajo mereció la pena. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era mi primera opción, pero mis experiencias con el spray nunca fueron fructíferas! Siempre me quedan churretones! Jjjj me alegro que te guste!

      Eliminar
  4. ¡Pero qué artista! Ahora, que me quedo con ganas de ver la evolución del dormitorio, ¿nos la enseñarás cuando lo acabes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto! Veréis el resultado! Un besoooooo!

      Eliminar
  5. Quedó fenomenal, me encanta ese toque dorado para la lámpara!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Creo que le va mucho más que el plateado! Muacks!

      Eliminar